viernes, 19 de diciembre de 2014

Congreso "Diálogos Judiciales en el Sistema Interamericano de Garantía de los Derechos Humanos"



Reporte elaborado por Oswaldo Ruiz-Chiriboga.

El Departamento de Derecho de la Universitat Pompeu Fabra, la Suprema Corte de Justicia de la Nación de México y la Corte Interamericana de Derechos Humanos organizan y convocan el Congreso Diálogos Judiciales en el Sistema Interamericano de Garantía de los Derechos Humanos. Las conferencias tendrán lugar en la sede Ciutadella de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona, durante los días 25, 26 y 27 de febrero de 2015.

En el Congreso participarán jueces de los Tribunales Constitucionales y Supremos de los Estados del continente americano, de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, miembros de Organizaciones No Gubernamentales, investigadores, estudiantes y usuarios del sistema interamericano de los derechos humanos. Será un escenario de encuentro para discutir sobre las transformaciones y retos de la garantía judicial de los derechos humanos en el continente americano.

En el Congreso se debatirá la forma cómo se ha entablado el diálogo judicial entre los niveles nacional e interamericano, concretamente sobre los mecanismos de interpretación conforme y el control de convencionalidad, los problemas que han surgido y, finalmente, se propondrán mejoras para fortalecerlo y mejorarlo.

Los principales temas del Congreso serán el diálogo entre tribunales nacionales y los tribunales internacionales, el futuro de la protección multinivel de los derechos en el continente americano y el papel de los jueces nacionales en contextos de pluralismo constitucional.

El evento se desarrollará en tres días, celebrándose sesiones plenarias y sesiones de grupo. En las sesiones plenarias se reunirán todos los asistentes: se expondrán ponencias y se dejará espacio para el debate entre todos. Los asistentes, en cambio, decidirán libremente su participación en las sesiones de grupo. Se trata de reuniones de dimensiones más reducidas que permiten un debate más intenso y próximo sobre las cuestiones que se planteen, a manera de lanzamiento del debate, por parte de los ponentes. Las sesiones se organizarán de tal manera que se garantiza la visión de un juez de la CoIDH y de un juez nacional. También, se contará con la presencia de académicos o investigadores de prestigio en el campo de la protección de los derechos humanos en el continente americano y en Europa.

Los grupos de trabajo temáticos serán sobre los siguientes temas: interculturalidad, migrantes, libertad de expresión, personas en situación de discapacidad, independencia judicial, derechos políticos, derechos sexuales y reproductivos y derechos económicos, sociales y culturales.

Más información puede encontrarse aquí.

Artículo “Control de convencionalidad interamericano: una mera aplicación del derecho internacional"



Reporte elaborado por Oswaldo Ruiz-Chiriboga.

En la revista Derecho del Estado (Vol. 33, 2014), de la Universidad Externado de Colombia, Karlos Castilla Juárez publicó el artículo “Control de convencionalidad interamericano: una mera aplicación del derecho internacional”. Este es el resumen:

“El término control de convencionalidad llevaba siete años en uso en la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos para el año 2013. Pese a ello, esta poco había precisado respecto a cómo entendía ese término hasta marzo de ese año, cuando por primera vez, en una resolución de supervisión de cumplimiento de sentencia, estableció una definición y las formas en las que se puede llevar a cabo. Ante esa situación, resulta imprescindible hacer un nuevo recuento jurisprudencial completo, a fin de conocer qué es lo que el tribunal interamericano pide que lleven a cabo los Estados parte a la Convención Americana. Más aun cuando académicamente el llamado control de convencionalidad ha carecido de análisis completos, al construirse una aparente doctrina a partir de cuatro o cinco jurisprudencias, y no de las veintiocho que hasta julio de 2014 desarrollan esa figura jurídica en la jurisprudencia interamericana. En razón de lo expuesto, en este documento se busca debatir y reflexionar sobre el llamado control de convencionalidad, en lugar de limitarnos a repetir lo establecido por la Corte Interamericana y por parte de la doctrina latinoamericana predominante.”

Caso sobre pensiones de convivientes del mismo sexo

Este reporte fue elaborado por Álvaro Paúl Díaz.

El 1 de diciembre la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emitió el comunicado de prensa 144/14, mediante el cual informó que el 21 de octubre presentó ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos el Caso N° 12.841 Ángel Alberto Duque vs. Colombia.  En dicho comunicado de prensa, la Comisión también hizo público el respectivo informe de fondo, así como la nota de remisión.

La CIDH sostiene en su comunicado de prensa lo siguiente:  “El caso se relaciona con la exclusión de Ángel Alberto Duque de la posibilidad de obtener una pensión de sobrevivencia tras la muerte de su pareja, con base en que se trataba de una persona de su mismo sexo. Ángel Alberto Duque fue víctima de discriminación con base en su orientación sexual dado que, si bien el fin invocado consistente en la protección de la familia era legítimo en abstracto, la diferencia de trato no podía considerarse idónea pues el concepto de familia citado por las autoridades estatales es limitado y estereotipado, excluyendo arbitrariamente formas diversas de familia como las formadas por parejas del mismo sexo. Asimismo, el Estado no proveyó a la víctima de un recurso efectivo frente a tal violación sino que, por el contrario, las autoridades judiciales que conocieron el caso perpetuaron con sus decisiones los perjuicios y la estigmatización de las personas y parejas del mismo sexo. Adicionalmente, debido a los múltiples factores de vulnerabilidad en que se encontraba Ángel Alberto Duque, incluyendo su orientación sexual, ser portador de VIH y su condición económica, la víctima también se vio afectada en su derecho a la integridad personal.”

Este comunicado de prensa también expone que el caso fue enviado a la Corte porque el Estado involucrado no habría cumplido con las recomendaciones contenidas en el informe de fondo.  Por último, la Comisión se refiere implícitamente a los motivos por los cuales este caso afectaría el orden público interamericano.

Corte IDH condena a Argentina por la detención arbitraria de militares y por violación a sus garantías judiciales



Reporte elaborado por Erick Acuña Pereda.

El 20 de noviembre de 2014, la Corte Interamericana emitió la Sentencia de Excepciones Preliminares, Fondo, Reparaciones y Costas del Caso Argüelles y otros vs. Argentina. Dicho caso fue presentado por la CIDH en mayo de 2012 por la violación al derecho a la libertad personal y el derecho a un juicio justo en los procesos internos llevados adelante contra una veintena de oficiales militares por el delito de fraude militar, en cumplimiento de las disposiciones del Código de Justicia Militar de Argentina (CJM), entonces vigente. Puntualmente, los hechos que dieron lugar a los procesos objeto de este caso ocurrieron durante el período 1978-1980 y resultaron en la detención en carácter de incomunicados de aproximadamente 50 oficiales militares que estaban a cargo de fondos de diferentes bases de la Fuerza Aérea Argentina.

I.      Excepciones Preliminares

El Estado presentó tres excepciones preliminares.

-          Falta de competencia ratione temporis: El Estado alegó que distintos hechos no deben ser analizados por la Corte al haberse producido antes de la aceptación de la competencia contenciosa de este Tribunal, esto es, el 5 de septiembre de 1984. La Corte admitió dicha excepción y resaltó que se declara competente para conocer todos los hechos o actuaciones ocurridos con posterioridad al 5 de septiembre de 1984 (párrs. 19 y 28).
-          Falta de competencia ratione materiae: El Estado señaló que los representantes de las presuntas víctimas alegaron la violación de distintos artículos de la Declaración Americana, lo cual debe ser desestimado. La Corte admitió la excepción, aunque consideró que en el presente caso contencioso podrá utilizar la Declaración Americana, de considerarlo oportuno y de acuerdo a su fuerza vinculante, en la interpretación de los artículos de la Convención Americana (párrs. 29 y 38).
-          Falta de agotamiento de recursos internos: La Corte señaló que en la etapa ante la CIDH el Estado no especificó de forma detallada los recursos que podrían haber sido interpuestos por las presuntas víctimas. Sostuvo que las referencias de tales recursos realizado por el Estado ante la Corte resultan extemporáneas por lo que desestimó la excepción (párr. 47).

Corte adopta medidas provisionales a fin de proteger a las personas del complejo penitenciario de Pedrinhas en Brasil



Reporte elaborado por Erick Acuña Pereda.

El 14 de noviembre de 2014, la Corte Interamericana emitió una resolución en la cual adoptó medidas provisionales a favor de las personas privadas de libertad del complejo penitenciario de Pedrinhas, así como de agentes penitenciarios, funcionarios y visitantes que se encuentren en dicho centro. Dicho complejo era objeto de medidas cautelares por parte de la Comisión Interamericana desde el 16 de diciembre de 2013.

La Corte indicó que la extrema gravedad de la situación de riesgo en dicho centro se deriva de la información aportada que indica que se habrían ocurrido decenas de homicidios, diversos hechos de violencia, tales como rebeliones, agresiones entre internos y por parte de funcionarios contra internos, amenazas de muerte, supuestos actos de tortura y tratamientos crueles, reiterados intentos de fuga, atención inadecuada de enfermedades contagiosas, con anterioridad a las medidas cautelares determinadas por la Comisión, y también con posterioridad a ello durante el año de 2014 (cons. 12).

La Corte valoró las medidas adoptadas por el Estado, las cuales incluyen desde acciones de emergencia hasta la planificación de medidas de mediano y largo plazo dirigidas a restablecer el orden y condiciones adecuadas de detención para las personas privadas de libertad en el Complejo de Pedrinhas. La Corte reconoció el esfuerzo realizado por el Estado y lo exhortó a seguir implementando todas las medidas informadas. No obstante lo anterior, la Corte señaló que las medidas adoptadas hasta el presente merecen ser fortalecidas, en atención a lo señalado anteriormente, para proteger la vida y la integridad personal de los internos (cons. 13).

La Corte precisó que en las circunstancias del presente asunto, a efectos de dar eficacia a las medidas provisionales, el Estado debe erradicar concretamente los riesgos de muerte violenta y de atentados contra la integridad personal, para lo cual las medidas que se adopten deben incluir aquellas orientadas directamente a proteger los derechos a la vida e integridad de los beneficiarios, tanto en sus relaciones entre sí como con los agentes estatales, así como para erradicar tales riesgos, particularmente en relación con las deficientes condiciones de seguridad y control internos del complejo de Pedrinhas (cons. 18).

Con base en las anteriores consideraciones, la Corte estimó pertinente admitir la solicitud de medidas provisionales y resolvió:

-       Requerir al Estado que adopte de forma inmediata todas las medidas que sean necesarias para proteger eficazmente la vida y la integridad personal de todas las personas privadas de libertad en el Complejo de Pedrinhas, así como de cualquier persona que se encuentre en dicho establecimiento, incluyendo los agentes penitenciarios, funcionarios y visitantes.
-       Requerir al Estado que mantenga a los representantes de los beneficiarios informados sobre las medidas adoptadas para cumplir con la presente medida provisional.

Fuente de la fotografía